Puedes contactar con nosotros a través de Teléfono o Whatsapp: 689752621

Debido a la alta demanda de este Blackfriday y los retrasos en logística es posible que los pedidos lleguen con un poco de retraso

Colchones para hoteles: Características, Tipos y Normativa

colchón para hoteles

¿Te has preguntado alguna vez qué tienen de especial los colchones para hoteles? Seguro que en más de una ocasión, tras pasar un par de noches de descanso reparador en un buen hotel te han entrado ganas de preguntarles dónde habían comprado el colchón de la cama para comprar uno idéntico para casa.

Es lógico, ten en cuenta que un valor diferencial para este tipo de negocios es ofrecer un buen descanso y, claro, invertir en unos buenos colchones es fundamental si quieren tener éxito.

Aunque, te lo adelantamos, no existen fabricas de colchones para hoteles ni tiendas que solo venden en exclusiva a este tipo de establecimientos. Los dueños de este tipo de alojamientos compran en tiendas especializadas en descanso como Dormideo. ¿La buena noticia? Si quieres, tú también puedes comprar modelos como los suyos y descansar todas las noches como si estuvieses en un hotel de cinco estrellas.

Ya seas el dueño de un establecimiento hotelero como un particular con curiosidad, en este artículo resolvemos todas tus dudas sobre los colchones para hoteles. Te contamos cómo son, cuáles son los tipos de colchones que se usan habitualmente en este tipo de negocios, la normativa especial a la que están sujetos y cada cuánto se deben cambiar. ¡Quédate con todas las claves!

Cómo son los colchones que usan los hoteles

Los colchones para hoteles tienen que ser especialmente confortables porque este tipo de establecimientos tienen que asegurarse de ofrecer el mejor descanso. Por eso, una de sus características clave es la calidad; los hoteles normalmente compran colchones de gama alta para que la comodidad esté asegurada.

colchón sales edition

Pero, además, otro punto muy interesante e importante es que los colchones de los hoteles tienen que estar preparados para resultar cómodos a todo tipo de durmientes. Por la habitación de un hotel pasan todo tipo de personas, altas y bajas, delgadas y corpulentas, con diferentes preferencias a la hora de dormir, etc. Por eso, a la hora de elegir los colchones para su establecimiento los dueños de los hoteles suelen buscar un estándar que pueda resultar cómodo para la gran mayoría de personas; es decir, buscan opciones que además de calidad sean equilibradas y con una firmeza media y adaptable.

Para que todos sus huéspedes encuentren sus colchones cómodos los hoteles escogen opciones adaptables que recojan bien el cuerpo de cualquier durmiente sin importar su constitución pero que no resulten demasiado duros.

Finalmente y por razones de higiene, los colchones para hoteles siempre cuentan con tejidos y sistemas antiácaros, hipoalergénicos y contra la acumulación de humedad.

Tipos de colchones para hoteles

En función de sus gustos y presupuesto los hoteles pueden escoger principalmente entre tres tipos de colchones: viscoelásticos, de muelles ensacados o de espuma HR. Cada una de las opciones tiene sus propias características, ¡vamos a verlas a continuación!

  1. Colchones viscoelásticos: Son las opciones más adaptables porque han sido fabricados con un material que se amolda muy bien al cuerpo del durmiente, recuperando su forma original cuando se deja de utilizar. También son muy transpirables e higiénicos, además de hipoalergénicos.
  2. Colchones de muelles ensacados: Son muy populares porque cuentan con una gran relación calidad-precio. También permiten la independencia de lechos cuando se duerme en pareja. Además, son transpirables, ligeros y no transmiten calor; son perfectos para hoteles en zonas costeras. 
  3. Colchones de espuma HR: Son los más habituales en el sector hotelero. Están fabricados con materiales sintéticos y son resistentes y mullidos. Su principal pega es que no son tan transpirables como otras opciones, no se recomiendan para zonas calurosas.

Normativa de los colchones para hoteles

Si queremos, podemos tener en casa unos colchones como los que se usan en los hoteles pero para un hotel no es válido cualquier colchón. Los alojamientos tienen que tener en cuenta tres puntos básicos dentro de la normativa para el sector hotelero a la hora de escoger sus colchones:

  1. Los tejidos tienen que ser ignífugos y contar con una certificación que así lo acredite.
  2. Las espumaciones como las viscoelásticas o el HR tienen que contar con una certificación que acredite que están libres de sustancias tóxicas.
  3. Todos los colchones para hoteles tienen que cumplir con el certificado Standard 100 by OEKO-TEX que garantiza la máxima seguridad del producto y certifica que todos los materiales que conforman el confort están libres de tóxicos.

¿Cada cuánto hay que cambiar el colchón de un hotel?

Todos los fabricantes recomiendan cambiar los colchones para hotel después de cinco años de uso -o antes si se aprecia un desgaste- independientemente del material con el que hayan sido fabricados.

Si se utilizan durante más tiempo, se corre el riesgo de que estos empiecen a perder propiedades, se deformen, dejen de ser tan confortables, etc; lo que sin duda se traducirá en una pérdida de clientes para el hotel pues para este tipo de negocios ofrecer un buen descanso es fundamental.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

30 noches de prueba

Envío gratuito de 2 a 3 días *

Garantía de 36 meses

Directo de fábrica en España