Puedes contactarnos por Teléfono o Whatsapp: 689752621

🏭SEGUIMOS ENTREGANDO TUS PEDIDOS. Ahora: ¡mejor online! #quedateencasa 🚚 En el caso de que hubiera alguna anomalía en el servicio debida a la crisis del virus COVID-19, garantizamos la devolución automática de su dinero sin excusas ni demoras 💪

¿Colchón Viscoelástico o Colchón de Látex?

¿Estás dudando entre un colchón viscoelástico o de látex? Es normal, estos materiales tienen muchas cosas en común como que son muy flexibles y duraderos. Pero, a la par, también tienen bastantes diferencias y centrarnos en ellas puede ser la clave para decantarnos por uno u otro.

El confort es algo muy subjetivo. Mientras que para algunos lo mejor para descansar es un colchón firme en el que sientan cómo su espalda está bien recta, para otros su cama perfecta tiene que ser sin duda mullida y blandita. Por eso, tenemos tantas opciones entre las que escoger; para asegurarnos de que encontramos justo lo que necesitamos.

Aunque, claro, a veces vemos tantas propuestas que si no contamos con la información adecuada no sabemos ni por dónde empezar a mirar. ¿Tu dilema está entre un colchón viscoelástico o látex? Tranquilo, estamos aquí para ayudarte. En este post te contaremos cuáles son las principales diferencias entre estos dos tipos y te explicaremos cuándo deberías decidirte por un colchón de látex. ¡No dejes de leer y toma nota de todas las claves!

Diferencias entre el látex y la viscoelástica

Principalmente podemos detectar cinco diferencias entre estos dos materiales: su origen, dureza, transpiración, peso y movilidad.

¿Sabías que la viscoelástica es una patente de la NASA? Te contamos todo el origen y las características principales de este material en el post el que te ayudamos a elegir entre un colchón viscoelástico o colchón de muelles. Por el otro lado, el látex se obtiene principalmente de la savia del árbol de caucho. Es decir, mientras que el primero es sintético el segundo suele ser de origen natural. Aunque, tenemos que señalar que también podrás encontrar algunos colchones fabricados con látex sintético.

En lo que respecta a su dureza, por norma general, los colchones de látex suelen ser más blandos. Aunque, ojo en el caso de los viscoelásticos todo depende del número de capas de viscoelástica que lleven y la densidad de este material.

Una de las grandes pegas del látex es que no es demasiado transpirable, especialmente si es de origen natural. Esto se traduce en que necesitan mucha más ventilación y que son algo más sensibles a las humedades.

Por otro lado, las dos opciones se diferencian bastante por su peso. Por lo general, las opciones de látex suelen ser bastante más pesadas. En el caso de las de viscoelástica, el peso depende bastante del tipo de núcleo pero siempre suelen ser más ligeras.

Lo mismo pasa con la movilidad, que un colchón viscoelástico sea articulable o no depende principalmente de su núcleo. Por ejemplo, los que llevan muebles no lo son. Por otro lado, los colchones de látex siempre son articulables. Ante la duda, si tienes un somier de este tipo, decántate por esta opción.

¿Cuándo debería decidirme por un colchón de látex?

Para saber si los colchones de látex son tu mejor opción lo primero que tienes que tener claro son las ventajas que caracterizan a este material, te las explicamos a continuación:

  1. Flexibilidad: El látex es muy elástico y esto se traduce en una doble ventaja. Por un lado, en que son la opción perfecta para un somier articulable. Mientras que, por el otro, en que se adaptan a la perfección a las curvas de tu cuerpo.
  2. Efecto memoria: Son adaptables pero no pierden la forma. Es decir, aunque se adaptan al peso de lo que se coloque encima, al retirarlo recuperará su forma y firmeza original.
  3. Hipoalergénico: Los colchones de látex, siempre y cuando este sea de origen natural, destacan por ser la opción perfecta para los alérgicos. Son muy resistentes a los ácaros.
  4. Alta durabilidad: Pueden llegar a durar diez años en buen estado mientras que con otras opciones empezarás a notar un descenso de calidad entre los cinco y los siete años.

En resumen, si te decides por un colchón de látex tendrás una opción duradera, hipoalergénica, flexible y que se adapta al cuerpo sin perder la forma. De entre todas estas características nosotros destacamos especialmente el hecho de que sea hipoalergénico. Si tienes algún tipo de alergia a los ácaros o sensibilidad en la piel frente a según qué materiales, escogiendo una opción fabricada con látex podrás asegurarte de que no tendrás ninguna reacción.

Por otro lado, un colchón de látex también es muy recomendable si tienes un somier articulado. Aunque es cierto que hay otras opciones flexibles que pueden adaptarse a este tipo de somieres, es mucho más sencillo decantarse por colchones que siempre sean aptos para ellos.

Aunque, también es importante tener en mente la única pega que podríamos ponerle a esta propuesta; que no es tan transpirable como otras opciones. Por eso, en el único caso en el que no te recomendaríamos decidirte por él es si vives en un lugar con un clima muy húmedo o en una casa antigua. Sin embargo, también hay que destacar que en caso de que la humedad no sea especialmente alarmante siempre puedes optar por este tipo de colchón y combinarlo con fundas que sí sean transpirables y una base adecuada que evite que se forme humedad y listo.

30 noches de prueba

Envío gratuito de 2 a 3 días *

Garantía de 24 meses o más

Directo de fábrica en España