Puedes contactar con nosotros a través de Teléfono o Whatsapp: 689752621

⚡ Aprovecha los productos con entrega inmediata 24h ⚡

Colchón HR: Qué es y cómo elegir el adecuado

colchón HR

¿Te preguntas qué es un colchón HR? Si estás pensando en cambiar de colchón es posible que te hayas encontrado con opciones de espuma HR y te hayas preguntado qué tienen de especial. Estas siglas hacen referencia a High Resilence, un término que podría traducirse como “alta resiliencia” o “alta recuperación”; una característica clave que distingue a los colchones de la más alta calidad.

Por lo tanto, si mientras estás en la búsqueda del colchón perfecto ves que este es de espuma HR estarás ante una opción que presenta un diseño y calidad de espumación superior a las alternativas tradicionales. Unas características que se traducen en una durabilidad superior y unas mejores prestaciones para garantizar el mejor descanso

Un colchón HR se adaptará y recogerá mejor el peso y favorecerá una correcta alineación para tu cuerpo, evitando y/o reduciendo todo tipo de dolores musculares en la zona de la espalda, el cuello, la cabeza, los hombros y la zona lumbar. En definitiva, comprar un colchón HR es un acierto asegurado si buscas un descanso reparador y de calidad.

En Dormideo te ofrecemos la mejor selección de productos para tu descanso, ¡somos especialistas en brindarte todo lo que necesitas para disfrutar de un sueño cómodo y reparador cada noche! En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre los colchones HR: qué son, qué tipos existen, cuáles son sus ventajas y cómo elegir la opción perfecta para ti. ¡Sigue leyendo y toma nota de todas las claves!

¿Qué es un colchón HR?

Un colchón HR o de alta resiliencia es aquel que cuenta con una composición especial y de alta calidad que le permite adaptarse a la perfección al cuerpo del durmiente mientras descansa y recuperar su posición inicial tras el uso. 

Normalmente, los colchones HR utilizan la viscoelásticas por su capacidad para adaptase a la perfección al cuerpo garantizando que no se producen puntos de presión o valles y asegurando una postura saludable durante el descanso que previene o alivia posibles lesiones musculares. Estas capas superiores de materiales adaptables como la viscoelástica se complementan con otros materiales que buscan aportar una mayor solidez al colchón, lo que se conoce como núcleos HR.

HR en un colchón

Lo interesante de este tipo de colchones es que puede jugarse con la composición de las diferentes capas y núcleos para garantizar la adaptabilidad y la independencia entre durmientes; por eso son ideales para camas de matrimonio.

Ahora que sabes qué es un colchón HR posiblemente te preguntes cuál es su principal diferencia con las opciones de espuma tradicional. Pues bien, el secreto es la densidad. Mientras que los colchones de espuma tienen 25 kg o menos de densidad en el material principal de su núcleo, la espuma; la mayoría de los colchones HR siempre tienen densidades superiores a los 25 kg en espuma. 

Si quieres saber más sobre qué significa este concepto y cómo influye a sus prestaciones no te pierdas el artículo en el que respondemos a la duda de qué densidad debe tener un colchón. Aunque, a grandes rasgos podríamos resumirlo en que gracias a esta característica un colchón HR siempre será un sinónimo de un adaptabilidad y firmeza; condiciones fundamentales para garantizar el mejor descanso.

Tipos de HR

Podemos distinguir entre una amplia variedad de colchones HR distinguiendo entre sus diferentes densidades, firmezas y materiales utilizados. Por ejemplo, podemos encontrar desde colchones con varias capas de viscoelásticas hasta de látex, viscolátex o diferentes combinaciones de estos materiales.

Otra distinción que podemos hacer a la hora de clasificar estos colchones es fijarnos en si son de poro abierto o cerrado. ¡Te explicamos las claves de cada opción!

  1. Colchones HR de poro abierto: Permiten que el aire pase y circule libremente a través del colchón. Esto se traduce en una mayor transpirabilidad, el colchón no se calienta con el calor corporal y se previene la aparición de malos olores por la falta de circulación de aire.
  2. Colchones HR de poro cerrado: Son menos transpirables que las opciones de poro abierto aunque también permiten el paso del aire. Retienen más el calor corporal y, por ello, no son recomendables en zonas calurosas y/o para personas a las que les cueste dormir con calor.

Por último, también podemos clasificar a los colchones HR de acuerdo a su densidad. Es una característica muy importante porque de ella dependen su firmeza y sujeción. A continuación, vamos a ver las diferentes opciones:

  1. Densidades desde 18 kg/m3 hasta 35 kg/m3: Estaríamos ante los colchones HR más blandos. Estos, especialmente los de menores densidades, solo están recomendados para personas muy menudas con un peso inferior a los 70/80 kilos. Para personas más pesadas o para parejas es más recomendable optar por colchones con densidades superiores para obtener un descanso óptimo.
  2. Densidades entre 35 y 40 kg/m3: Estaríamos ante colchones HR con firmeza media y buena sujeción. Ante la duda, son la opción más recomendable si no sabes que elegir o no tienes claras tus preferencias en cuanto a firmeza.
  3. Densidades a partir de los 40 kg/m3 y hasta 90 kg/m3: Estaríamos ante opciones para aquellos que prefieren un colchón más bien duro. Recuerda que a mayor densidad, mayor firmeza.

Ventajas del HR

¿Todavía te preguntas si un colchón HR es la mejor opción para ti? En ese caso te recomendamos echar un vistazo a todas sus ventajas. ¡Toma nota!

  1. Transpirabilidad: Especialmente si los comparamos con otros colchones de espuma. Esto hace que puedan utilizarse junto con cualquier tipo de base, ya sean somieres de láminas, bases tapizadas o canapés.
  2. Hipoalergénicos: Los colchones HR están compuestos por materiales sintéticos por lo que son ideales para personas con alergia al polvo o los ácaros. A diferencia de otras opciones, en este tipo de colchones no se acumulará el polvo, los ácaros o las bacterias por lo que son muy recomendables para tanto para personas alérgicas como para aquellas que tienen a padecer trastornos respiratorios, estornudos, irritación de ojos o dolores de cabeza.
  3. Adaptabilidad: Estos colchones cuentan con la ventaja de adaptarse al
    cuerpo del durmiente, proporcionando un mejor descanso y favoreciendo una buena postura que evite o alivie dolores de espalda, cuello, hombros o lumbares. Además, después de cada uso recuperan su forma original; no se deforman como otras opciones.
  4. Firmeza: Gracias a su gran adaptabilidad y capacidad para recuperar la
    pareja en una cama
    forma tras cada uso logran mantener
    la firmeza durante mucho más tiempo.
  5. Independencia de los lechos: Los colchones HR se adaptan al cuerpo y absorben la energía de cada movimiento para evitar molestar a la otra persona cuando dormimos en pareja.

    ¿Cómo elegir un colchón HR?

    Como has podido ver, un colchón HR puede tener diferentes características que deberás tener en cuenta la hora de escoger la opción ideal para ti. Puedes ampliar la información con el artículo en el que te contamos cómo elegir un buen colchón pero básicamente, a la hora de escoger el colchón HR ideal para ti deberías de tener en cuenta estos puntos clave:

    1. Materiales: Como hemos explicado anteriormente podrás encontrar colchones HR  con varias capas de viscoelásticas, de látex, viscolátex o diferentes combinaciones de estos materiales.
    2. Firmeza: Aunque existe la creencia de que un colchón más duro es mejor para tu espalda todos los colchones HR que podrás encontrar en Dormideo son más que óptimos para cuidar tu salud postural. Por lo tanto, elegir opciones más duras o blandas es una mera cuestión de gustos. Ante la duda o en el caso de que duermas en pareja y cada uno prefiera una opción, lo mejor es optar por colchones con una firmeza media o media-alta.
    3. Adaptabilidad: Todos los colchones HR destacan por su adaptabilidad pero en función de los materiales utilizados en su capa superior tendrán una mayor capacidad de adaptación y también de recuperación tras su uso. Recuerda, una mayor adaptabilidad y recuperación suele traducirse en una mayor calidad y durabilidad.
    4. Transpirabilidad: Si buscas la mayor transpirabilidad es mejor que te decantes por una opción de poro abierto. Este tipo de colchón HR está especialmente recomendado en zonas muy calurosas y/o húmedas y en zonas con grandes contrastes climatológicos en función de la época del año.

    ¿Todo listo para elegir tu próximo colchón? ¡Cómpralo al mejor precio en Dormideo! Echa un vistazo a todas las opciones que te proponemos y encuentra justo lo que necesitas para tu descanso. ¿A qué esperas para empezar a dormir mejor?

    TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

    30 noches de prueba

    Envío gratuito de 2 a 3 días *

    Garantía de 36 meses

    Directo de fábrica en España