Puedes contactar con nosotros a través de Teléfono o Whatsapp: 689752621

Debido a la alta demanda de este Blackfriday y los retrasos en logística es posible que los pedidos lleguen con un poco de retraso

¿Colchón de Látex o Colchón de Muelles?

colchón de latex o de muelles

 A la hora de elegir el colchón adecuado hay que tener en cuenta numerosos factores y uno de los más importantes es decidir si prefieres un colchón de látex o colchón de muelles. Ambas opciones tienen sus puntos fuertes y débiles, por lo que no podemos decir que realmente exista una mejor que otra; es simplemente una cuestión de gustos y necesidades.

En Dormideo podrás encontrar la mejor selección de colchones de látex y de muelles ensacados ideales para dormir a pierna suelta y disfrutar del descanso reparador que te mereces. Para ayudarte a elegir la opción perfecta para ti en este artículo vamos a centrarnos en las diferencias entre estos dos tipos de colchones y cuándo es mejor optar por un colchón de muelles o colchón de látex. ¡Sigue leyendo y toma nota de todas las claves!

Diferencias entre un colchón de muelles ensacados y uno de látex

A la hora de comprar su próximo colchón muchos clientes nos preguntan si es mejor escoger uno de látex o uno de muelles ensacados y la respuesta es la misma: No hay una opción mejor que otra, simplemente son diferentes. 

Pero, ¿qué diferencia a un colchón de muelles ensacados de uno de látex? Te lo contamos a continuación:

  1. Firmeza: Los colchones de muelles son los que cuentan con la mayor firmeza del mercado. Los de látex, por otro lado, normalmente suelen tener una firmeza media-baja; son más blanditos.
  2. Adaptabilidad: Los colchones de látex son los que mejor recogen el cuerpo del durmiente mientras que los de muelles ejercen una mayor presión sobre el cuerpo. No obstante, los muelles ensacados cuentan con una adaptabilidad progresiva que logra que la presión se produzca de forma localizada sin que se hundan el resto de muelles.
  3. Elasticidad: Los colchones de látex son más elásticos y, por eso, cuando se libera el peso recuperan su forma original. Dan una sensación de recoger el peso del durmiente pero sin llegar a deformarse y, por eso, son perfectos si tienes un somier articulable. Los colchones de muelles, por otro lado, son más rígidos y firmes; menos adaptables e incompatibles con los somieres articulables.
  4. Independencia de lechos: Ambas opciones ofrecen una buena independencia de lechos pero el colchón de muelles ensacados destaca especialmente por esta característica.
  5. Durabilidad: Dependerá mucho de la calidad del producto pero generalmente los colchones de muelles ensacados suelen durar entre nueve y diez años mientras que un buen colchón de látex puede tener una vida útil de quince años.
  6. Transpirabilidad: Los colchones de muelles ensacados favorecen la transpirabilidad y la ventilación y no condensan la humedad. En comparación, los colchones de látex siempre resultan más calentitos porque acumulan el calor corporal y normalmente son menos transpirables.
  7. Peso soportado: Generalmente, los colchones de muelles ensacados son los que pueden aguantar un mayor peso. La mayoría de opciones de látex pueden deformarse si se superan los 90 kilos aunque hay propuestas que soportan hasta 100 kilos.

¿Cuándo debería elegir un colchón de muelles ensacados?

El colchón de muelles ensacados es la mejor opción si prefieres los colchones firmes pero cómodos. También son ideales si compartes cama con tu pareja y hay bastante diferencia de peso ya que un punto fuerte de este tipo de colchones es que favorece la independencia de lechos; el durmiente que menos pesa no notará que su parte del colchón se hunde por el peso de su pareja.

capas de un colchón de muelles ensacados

Este tipo de colchón también es una opción perfecta en zonas en las que hace mucho calor y/o humedad y para las personas más calurosas. Son muy transpirables, higiénicos y favorecen la circulación del aire y la regulación de la temperatura.

¿Cuándo debería comprar un colchón de látex?

Un colchón de látex es la mejor opción si lo que más te importa es el confort y prefieres una firmeza media-baja. Con este tipo de colchón notarás que el peso de tu cuerpo se queda perfectamente recogido en una superficie de descanso blandita, cálida y comodísima, ¡sentirás que estás durmiendo en una nube! Los colchones de látex también son la opción más recomendada si tienes un somier articulable. Por su adaptabilidad, pueden doblarse en cualquier posición sin romperse y sin perder la forma. También cuentan con el punto fuerte de tener la mayor vida útil. Por eso, son una opción perfecta si quieres apostar por una inversión que te dure años.

colchón de latex

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR: 

30 noches de prueba

Envío gratuito de 2 a 3 días *

Garantía de 36 meses

Directo de fábrica en España